Lo sentimos, este contenido no está disponible actualmente en la vista móvil. Cambia a la vista de escritorio para acceder a esta página

En qué creemos

People jumping in the air

Creemos que el alberguismo no es simplemente un lugar donde alojarse; se trata de divertirse, de experimentar diferentes culturas y de conocer a gente nueva. Por ello trabajamos con Asociaciones de Albergues Juveniles de todo el mundo para proporcionar el mejor entorno para que te superes a ti mismo. Nuestro objetivo es proporcionar albergues HI que:

  • Estén emplazados en ubicaciones poco corrientes, impresionantes y diversas
  • Ofrezcan buena relación calidad-precio
  • Cumplan con los niveles de calidad acordados
  • Ofrezcan un entorno seguro durante tu estancia
  • Te briden una confortable noche de descanso
  • Proporcionen entornos agradables

HI quiere que disfrutes de tu estancia en el albergue. Ser una organización no lucrativa significa que nuestro dinero se vuelve a poner en la compañía con el fin de mejorar las experiencias de todos.

Los albergues para jóvenes son mucho más que un bed and breakfast. Son el lugar ideal para alojarse y disfrutar de hospitalidad, conocer a gente de todo el mundo y hacer nuevos amigos, divertirse y conversar, descubrir una nueva cultura y apreciar mejor a las personas y al medio ambiente.

Angela Braasch-Eggert, Presidenta de HI

 

 

Nuestra misión
Ya que contamos con más de 100 años de experiencia, creemos que sabemos algo sobre el alberguismo. Respaldados por este hecho, intentamos por todos los medios ofrecer alojamiento de calidad y asequible a los viajeros de todo el mundo.
En HI trabajamos continuamente para ampliar nuestra red a nuevos lugares, trabajando con gobiernos y agencias voluntarias con el fin de crear las mismas prácticas y altos niveles de calidad en todos los sitios. Sin importar la raza, nacionalidad, color o religión, queremos ofrecerte “the real hostel experience”. Lea la complete misión de Hostelling International:

 

Promover la educación de todos los jóvenes de todas las naciones, pero especialmente a los jóvenes de escasos recursos, inculcando en ellos un mayor conocimiento, amor a la naturaleza, respeto a los valores culturales de los pueblos y las ciudades de todo el mundo, proporcionándoles albergues u otros alojamientos, en los que no se hará distinción ninguna de raza, nacionalidad, color, religión, sexo, clase social, u opinión política, para poder hacerles así comprender mejor a sus semejantes, tanto fuera como dentro de sus países.